lunes, 7 de octubre de 2013

LA ESTÉTICA DEL ROMANTICISMO

El Romanticismo es el movimiento cultural de la primera mitad del siglo XIX que exalta por encima de todo la libertad y los sentimientos. Sus propuestas estéticas nacen de su actitud hostil ante el Neoclasicismo del siglo XVIII,  de su afinidad con los postulados políticos de los liberales y  de su base filosófica idealista.
Eugène Delacroix,  
La libertad guiando al pueblo (1830)
A diferencia de los neoclásicos, los románticos no persigun la obra perfecta sometida a la razón, sino que pretenden crear obras sugestivas que conmuevan al lector o al espectador. La libertad, el subjetivismo y la imaginación serán los nuevos pilares del arte romántico.
Los principios liberales, propuestos por la burguesía para la política y la economía, serán adoptados también para la creación artística. El arte es sinónimo de libertad: no hay reglas, no hay buen gusto, todo cabe en la obra artística.
El Romanticismo se alimenta del idealismo alemán: la filosofía deja de preocuparse por lo exterior y centra su atención en el yo como realidad principal. Buscan la belleza y la libertad absolutas pero la realidad frustrará continuamente sus deseos e ideales. Las respuestas románticas, originadas por este desengaño ante la realidad, serán la rebeldía, el aislamiento, la evasión o el suicidio.

Para completar el tema podéis leer otras entradas del blog que tratan este mismo asunto:
Además, os dejo la presentación que preparé para explicar en clase el Romanticismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario