viernes, 7 de febrero de 2020

¿QUÉ ENSEÑAR EN CLASE DE LENGUA?

En este mundo cambiante en el que vivimos siempre nos persigue la pregunta de ¿qué tenemos que enseñar? Los pedagógos nos señalan que las escuelas deberían dedicarse a enseñar «las cuatro ces»: pensamiento crítico, comunicación, colaboración y creatividad; tendrían que restar importancia a las habilidades técnicas y hacer hincapié en las habilidades de uso general para la vida. Como apunta Yuval Noah Harari en 21 lecciones para el siglo XXI, «lo más importante de todo será la capacidad de habérselas con el cambio, de aprender nuevas cosas y de mantener el equilibrio mental en situaciones con las que no estemos familiarizados. Para estar a la altura del mundo de 2050, necesitaremos no solo inventar nuevas ideas y productos: sobre todo necesitaremos reiventarnos una y otra vez». 
Esta es la gran tarea de la educación para los años venideros. Desde luego, desde las clases de Lengua trataremos de reinventarnos y de contribuir a fomentar el pensamiento crítico, la expresión oral y escrita en sus diferentes formas, el trabajo en grupo, la creatividad y la capacidad de innovación.

jueves, 30 de enero de 2020

30 DE ENERO: CANTO A LA SOLIDARIDAD FRENTE A LA VIOLENCIA Y LAS INJUSTICIAS

En el Día Escolar de la Paz y la No Violencia, os propongo la lectura de este poema de Ángela Figuera Aymerich, una de las poetas que mejor ha expresado qué es la solidaridad y que mejor ha escrito en contra de las injusticias. 
En otras entradas del blog podéis continuar con la lectura de otros poemas que han cantado a la paz, la solidaridad, la fraternidad y la no violencia, esos ideales que hoy están siendo atacados por los intransigentes y los retrógrados que ven en esas aspiraciones humanas un ataque a sus privilegios.

Donde veas

que un muro con trabajo se levanta

para quitar al hombre frío y miedo,

acércate y coloca unos ladrillos

calientes con el roce de tus manos.



Donde veas

que un hombre marcha solo, acaso ciego,

acaso extraviado y sin cayado,

acércate y camina a su costado,

dale tu luz y canta por su boca.



Donde veas

que un joven ríe y besa a una muchacha

bajo la luna, el sol o el aguacero,

acércate en silencio y deja un trozo

del propio corazón junto a sus labios.



Donde veas

que un niño llora a solas o una madre

vacila bajo el peso de los hijos,

acude con la fuerza de tus brazos,

parte su pan y cuida de su lumbre.



Donde veas

que el látigo o la espada se levantan,

que la prisión redobla sus cerrojos,

que los fusiles amenazan muerte,

acércate y a pecho descubierto,

lanza un tremendo NO que salve al mundo.

viernes, 24 de enero de 2020

«NUESTRO TEATRO»: UN ACERCAMIENTO AL TEATRO ESPAÑOL DEL SIGLO XX

Recojo en esta entrada una selección de los vídeos publicados por el Centro Dramático Nacional, bajo la dirección de Ernesto Caballero, dedicados a algunos de los dramaturgos españoles más importantes del siglo XX, que se integran en la serie documental «Nuestro Teatro». Estos breves documentales son un buen complemento a las explicaciones y lecturas de teatro que venimos haciendo estos días en clase. Están dedicados a Valle-Inclán, García Lorca, Jardiel Poncela, Miguel Mihura y Buero Vallejo. Espero que os sean de utilidad para aclarar los contenidos vistos, pues incorporan imágenes de puesta en escena de diferentes obras y comentarios muy acertados.









viernes, 17 de enero de 2020

VAMOS AL TEATRO: «BODAS DE SANGRE» (GUÍA DE LECTURA)

El próximo miércoles 22 de enero vamos a ver la representación de «Bodas de sangre» de García Lorca a cargo de la compañía Teatro del Alma en el Teatro de las Esquinas, después de haber leído y comentado la obra en clase. Entonces será momento de profundizar en la tragedia a través de un trabajo que realizaréis por parejas, siguiendo esta guía.

ARGUMENTO Y ESTRUCTURA. Resume en unas pocas líneas cada uno de los cuadros de los tres actos de la obra.

ESPACIOS. Señala los espacios en los que se ambienta la obra y determina si son espacios abiertos o cerrados y el significado de los colores.

TIEMPO. Aunque la obra no se fija en un tiempo concreto sí hay referencias a  las partes del día en que se desarrolla la obra  y la estación en la que transcurre: coméntalo.

PERSONAJES. Caracteriza a los personajes de la obra (cómo son, cómo actúan, cómo piensan, cómo se relacionan) a partir de la selección de algunas de las palabras que dicen:
- La novia
- El novio.
- Leonardo.
- La madre.
- El padre.

TEMAS. La obra «encierra un complejo mundo temático, que va desde la presencia de la tierra y el mundo rural hasta el significado trascendente y simbólico del amor y la muerte. Entre estos dos polos encontramos también el tema de la venganza y la honra, el destino, el papel de la mujer en la sociedad,…». Comenta cómo se trata cada uno de estos temas en la obra: personajes que los encarnan, escenas más importantes,…

SÍMBOLOS. García Lorca emplea en toda su obra gran cantidad de símbolos tanto en forma de personajes como en objetos o decorados. Explica en qué consisten estos símbolos:
- La mendiga y la luna.
- El caballo.
- El cuchillo o la navaja.

LA REPRESENTACIÓN. Redacta una crítica teatral a partir de las pautas señaladas en el blog de aula complemento agente.

OPINIÓN. Redacta en unas diez líneas tu valoración de la obra.
_________________
Podéis descargar la guía de lectura en este enlace.

jueves, 9 de enero de 2020

VIGENCIA DE GALDÓS (Y 3)

Aunque ha habido autores de la literatura española que no han valorado a Benito Pérez Galdós o que incluso lo han menospreciado como Valle-Inclán, Juan Benet o Francisco Umbral, ha habido también una legión de autores y lectores que han sentido devoción por él, tal y como estamos presentando en distintas entradas estos días. Un ejemplo sobresaliente es el homenaje de Luis Cernuda, el gran poeta de la Generación del 27, que en su libro Desolación de la quimera, escrito en el exilio entre 1956 y 1962, nos recuerda con emoción su experiencia de lector de Galdós, desde la niñez (diez, once años) hasta su madurez («los bien amados libros, releyéndolos / Cuántas veces, de niño, mozo y hombre»). Cernuda pondera del autor canario su capacidad de creación «de un mundo mágico / La otra realidad que está tras ésta», su facultad para mostrarnos «el escondido drama de un vivir cotidiano» y la riqueza de las distintas lecturas que admiten sus obras. De sus lecturas de las novelas y los Episodios nacionales recuerda con fervor a sus protagonistas, «en la busca de un imposible sueño vivo», inasequibles a la decepción. La España de Galdós es para Cernuda más real que aquella «obscena y deprimente» que tuvo que dejar tras la Guerra Civil, «en la que regenta hoy la canalla».
Este es el poema de Luis Cernuda, la segunda parte de «Díptico español».
Bien está que fuera tu tierra
Su amigo, ¿desde cuándo lo fuiste?
¿Tenías once, diez años al descubrir sus libros?
Niño eras cuando un día
En el estante de los libros paternos
Hallaste aquéllos. Abriste uno
y las estampas tu atención fijaron;
Las páginas a leer comenzaste
Curioso de la historia así ilustrada.

Y cruzaste el umbral de un mundo mágico,
La otra realidad que está tras ésta:
Gabriel, Inés, Amaranta,
Soledad, Salvador, Genara,
Con tantos personajes creados para siempre
Por su genio generoso y poderoso,
Que otra España componen,
Entraron en tu vida
Para no salir de ella ya sino contigo.

Más vivos que las otras criaturas
Junto a ti tan pálidas pasando,
Tu amor primero lo despertaron ellos;
Héroes amados en un mundo heroico,
La red de tu vivir entretejieron con la suya,
Aún más con la de aquellos tus hermanos,
Miss Fly, Santorcaz, Tilín, Lord Gray,
Que, insatisfechos siempre, contemplabas
Existir en la busca de un imposible sueño vivo.

El destino del niño ésos lo provocaron
Hasta que deseó ser como ellos,
Vivir igual que ellos
Y, como a Salvador, que le moviera
Idéntica razón, idéntica locura,
El seguir turbulento, devoto a sus propósitos,
En su tierra y afuera de su tierra,
Tantas quimeras desoladas
Con fe que a decepción nunca cedía.

Y tras el mundo de los Episodios
Luego el de las Novelas conociste:
Rosalía, Eloísa, Fortunata,
Mauricia, Federivo Viera,
Martín Muriel, Moreno Isla,
Tantos que habrían de revelarte
El escondido drama de un vivir cotidiano:
La plácida existencia real y, bajo ella,
El humano tormento, la paradoja de estar vivo.

Los bien amados libros, releyéndolos
Cuántas veces, de niño, mozo y hombre,
Cada vez más en su secreto te adentrabas
y los hallabas renovados
Como tu vida iba renovándose;
Con ojos nuevos los veías
Como ibas viendo el mundo.
Qué pocos libros pueden
Nuevo alimento darnos
A cada estación nueva en nuestra vida.

En tu tierra y afuera de tu tierra
Siempre traían fielmente
El encanto de España, en ellos no perdido,
Aunque en su tierra misma no lo hallaras.
El nombre allí leído de un lugar, de una calle
(Portillo de Gilimón o Sal si Puedes),
Provocaba en ti la nostalgia
De la patria imposible, que no es de este mundo.

El nombre de ciudad, de barrio o pueblo,
Por todo el español espacio soleado
(Puerta de Tierra, Plaza de Santa Cruz, los Arapiles,
Cádiz, Toledo, Aranjuez, Gerona),
Dicho por él, siempre traía,
Conocido por ti el lugar o desconocido,
Una doble visión: imaginada y contemplada,
Ambas hermosas, ambas entrañables.

Hoy, cuando a tu tierra ya no necesitas,
Aún en estos libros te es querida y necesaria,
Más real y entresoñada que la otra:
No ésa, mas aquélla es hoy tu tierra,
La, que Galdós a conocer te diese,
Como él tolerante de lealtad contraria,
Según la tradición generosa de Cervantes,
Heroica viviendo, heroica luchando
Por el futuro que era el suyo,
No el siniestro pasado donde a la otra han vuelto.

La real para ti no es esa España obscena y deprimente
En la que regenta hoy la canalla,
Sino esta España viva y siempre noble
Que Galdós en sus libros ha creado.
De aquélla nos consuela y cura ésta.