lunes, 20 de febrero de 2017

VALLE-INCLÁN HABLA SOBRE EL TEATRO DE SU TIEMPO

Valle-Inclán en 1911.
[Fotografía de Pablo Audouard]
Las palabras de Valle-Inclán servirán en esta ocasión para adentrarnos en el teatro español del siglo XX. Su afán renovador chocó con los gustos del público burgués de principios de siglo, como ya habíamos leído en una entrada anterior del blog. Su nueva concepción del espectáculo teatral hizo que muchas de sus obras no se representaran en su época, pero esto no ha sido obstáculo para que hoy sea considerado como uno de los grandes renovadores del teatro mundial del siglo XX. Las palabras de Valle-Inclán no difieren mucho de las que ya habíamos oído en boca de García Lorca también en el blog.

  • Las primeras declaraciones de Valle-Inclán que recogemos fueron transcritas por «El caballero audaz» (pseudónimo del novelista Jose María Carretero) en 1922.

«Si Lope de Vega viviese hoy, lo más probable es que no fuese autor dramático, sino novelista. ¡Habría que oír al «Fénix» cuando los empresarios le hablasen de las conveniencias de escribir manso y pacato para no asustar a las niñas del abono!... El autor dramático con capacidad y honradez literaria hoy lucha con dificultades insuperables, y la mayor de todas es el mal gusto del público. Fíjese usted que digo el mal gusto y no la incultura. Un público inculto tiene la posibilidad de educarse, y esa es la misión del artista. Pero un público corrompido con el melodrama y la comedia ñoña es cosa perdida. Vea usted el público de la Princesa».

«Yo no soy autor, abastecedor de esos teatros que usted dice existen; yo no soy empresario; yo no soy actor ni espectador. De modo y manera… ¿Qué podré decirle a usted sobre esa crisis del Teatro…? ¡Ah! Sí. Ahora recuerdo que en ya muy lejanos días estrené… Mas de mi aprecio profesional a aquel estreno le diré el detalle de que cuando la obra se editó yo no puse, yo no hice ni la más leve mención de que aquella obra de lectura había sido obra de teatro, se había representado en las tablas escénicas».

Afirma después Valle-Inclán que él no va a los teatros  y que prefiere los locales de «varietes». Además, también se considera un apasionado del cine. Y del cine dice:

«Ese es el Teatro nuevo, moderno. La visualidad. Más de los sentidos corporales; pero es arte. Un nuevo Arte. El nuevo arte plástico. Belleza viva. Y algún día se unirán y completarán el Cinematógrafo y el Teatro por antonomasia, los dos Teatros en un solo Teatro. Y entonces se podrá concurrir, perder el tiempo en el Teatro».
  • Las declaraciones siguientes aparecieron publicadas en la revista Luz en 1933. Esta es la respuesta a la pregunta de cómo debería ser el teatro español:
«El nuestro, como ha sido siempre: un teatro de escenarios de numerosos escenarios. Porque se parte de un error fundamental, y es éste: el creer que la situación crea el escenario. Eso es una falacia, porque, al contrario, es el escenario el que crea la situación. Por eso el mejor autor teatral será siempre el mejor arquitecto. Ahí está nuestro teatro clásico, teatro nacional donde los autores no hacen más que eso: llevar la acción sin relatos a través de muchos escenarios».

«El teatro ha de conmover a los hombres o divertirles; es igual. Pero si se trata de crear un teatro dramático español, hay que esperar a que esos intérpretes, viciados por un teatro de camilla casera, se acaben. Y entonces habrá que hacer un teatro sin relatos, ni únicos decorados; que siga el ejemplo del cine actual, que, sin palabras y sin tono, únicamente valiéndose del dinamismo y la variedad de imágenes, de escenarios, ha sabido triunfar en todo el mundo…»

[Los textos están entresacados del libro Literatura española de los maestros Fernando Lázaro Carreter y Vicente Tusón, que a su vez los tomaron del libro de José Esteban, Valle-Inclán visto por...]

miércoles, 15 de febrero de 2017

REPASO DE LAS FUNCIONES SINTÁCTICAS

Os dejo la presentación de la unidad El sintagma. Las funciones sintácticas, que hemos estado trabajando estos días en clase.


Es un repaso general de lo visto en ESO, pero que trata de afinar en las cuestiones que presentan más dificultad en el análisis sintáctico. Ese es el motivo por el que la he preparado para este curso. Ahora toca practicar, realizar y corregir todos los análisis que se han propuesto en clase. Después, si sois capaces de responder bien a estas veinte preguntas, ya estaréis preparados para afrontar el análisis sintáctico de las oraciones compuestas.
  1. ¿Lleva el sujeto preposición?
  2. ¿Solo hay sujetos agentes y pacientes?
  3. ¿Cómo concuerda el sujeto con el verbo si es un nombre colectivo?
  4. ¿Hay complementos directos reduplicados?
  5. ¿Es el mismo pronombre el que sustituye al atributo y al complemento directo?
  6. ¿Todos los verbos transitivos admiten transformación en voz pasiva?
  7. ¿Cómo reconozco el complemento directo si soy leísta?
  8. ¿Hay complementos indirectos con la preposición para?
  9. ¿Puede reduplicarse un complemento indirecto?
  10. ¿Qué es un dativo ético o expletivo?
  11. ¿Qué son las oraciones ecuativas o ecuacionales?
  12. ¿Cómo diferenciamos si un sintagama adverbial o un sintagma preposicional es un complemento circunstancial o un complemento oracional?
  13. ¿Qué son los complementos adverbiales?
  14. ¿Hay complementos predicativos desempeñados por sintagmas preposicionales?
  15. ¿Pueden ser las formas no personales del verbo complementos predicativos?
  16. ¿Son incompatibles el complemento directo y el complemento de régimen?
  17. ¿Son argumentales los complementos de régimen?
  18. ¿Puede ser un sintagma adverbial complemento predicativo?
  19. ¿El vocativo es una función sintáctica de la oración?
  20. ¿Qué función sintáctica hacen los marcadores discursivos o textuales?

martes, 14 de febrero de 2017

SONETOS DE AMOR

Si el amor es uno de los temas centrales de la lírica, el soneto es, quizás, la composición predilecta de los poetas, la joya de más dificil elaboración pero la más deslumbrante. En esta pequeña publicación recojo alguno de los grandes sonetos de amor de nuestra literatura castellana, desde Garcilaso de la Vega a Ángel González, pasando por Góngora y Quevedo, y por Machado y García Lorca. Una lectura muy apropiada para un día como hoy... o para cualquier otro. En los comentarios podéis elegir el que más os gusta o proponer nuevos sonetos de amor.

viernes, 10 de febrero de 2017

GREGUERÍAS PARA LEER... Y PARA ANALIZAR

Os dejo unas cuantas greguerías de Ramón Gómez de la Serna para leer y también para analizar sintácticamente. Siempre es aconsejable entender bien el significado del enunciado que vamos a analizar para no tropezar en el desarrollo del ejercicio; así que, antes de lanzaros al análisis,  hay que conectar con el personalísimo humor de este genial escritor.

El sueño es un pequeño adelanto que nos hace la muerte para que nos sea más fácil pasar la vida.
***
El cepillo es un milpiés que se escapa siempre del sitio en que debía estar.
***
Es conmovedor en las óperas ver que cuando lloriquea la que canta todo el coro la consuela.
***
Era tan pulcro aquel verdugo que desinfectaba la guillotina antes de cortar la cabeza de la víctima.
***
En las huellas digitales está ya el laberinto del crimen, pero falta quien las sepa descifrar antes de que sea irreparable.
***
Metía tal escándalo con su calva que se enteraba todo el mundo de que había llegado.
***
El fotógrafo nos coloca en la postura más difícil con la pretensión de que salgamos más naturales.
***
Los animales de la selva, cuando hablan de los que están en los parques zoológicos, los llaman despectivamente «burócratas».
***
A los pintores les preocupa mucho poner la pinta blanca que hace que los ojos miren con amistad o con enemistad.
***
Se ve claramente la hipocresía humana cuando el que estaba furibundo o la que estaba furibunda tiene que atender al teléfono y se llena de amabilidad.
***
Lo peor de la ambición es que no sabe bien lo que quiere.
***
Estaba tan loco que el sastre le preguntó, al hacerle el chaleco, si se lo hacía con mangas largas.
***
Hay dos tipos humanos diametralmente opuestos: los que piden sopa siempre y los que no la toman nunca.
***
Hay un momento en que el astrónomo debajo del gran telescopio se convierte en microbio del microscopio de la luna, que se asoma a observarlo.

viernes, 3 de febrero de 2017

EN TORNO A LOS BLOGS

El próximo 17 de de febrero, a las siete de la tarde, se celebrará en el Patio de la Infanta una mesa redonda sobre los blogs en el aula. Estará moderada por Nerea Marco (El Templo de las Mil Puertas) y participaré en ella junto a los compañeros Ana Moliné (Express@RTE), Carmen Benavides (Música para alumnos) y Pepe Trívez (aPALABRAzos).
Se hablará sobre el uso de los blogs en el ámbito educativo, sobre Internet en el aula, sobre redes sociales,... Los interesados en asistir podéis encontrar más información en el siguiente enlace de la página de la obra social de Ibercaja.  Es necesario preinscribirse para asistir: en ese mismo enlace encontraréis la pestaña para inscribirse.

jueves, 2 de febrero de 2017

CONCURSO LITERARIO Y CONCURSO DE LECTURAS FAVORITAS

Como cada curso, el Departamento de Lengua castellana y Literatura del instituto ya ha convocado los concursos de creación literaria (en las modalidades de narración corta y poesía) y de lecturas favotitas.
Podéis consultar las bases en los siguientes enlaces:
El plazo de entrega de textos y de fichas termina el 5 de abril.

Desde el blog, os animamos a que participéis un año más.

miércoles, 1 de febrero de 2017

PORQUÉ, PORQUE, POR QUÉ, POR QUE

Os dejo en esta ilustración las diferencias entre porqué, porque, por que y por qué que hemos comentado en clase, para que las tengáis en cuenta a la hora de escribir y a la hora de analizar. Podéis encontrar más ejemplos en este enlace de la Real Academia Española.

viernes, 27 de enero de 2017

MEMORIA DEL HOLOCAUSTO: PRIMO LEVI

Hoy, 27 de enero, Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, recordamos a Primo Levi, el autor de Si esto es un hombre (1947), el primer libro que narró el horror de los campos de exterminio nazi. La obra forma parte junto a La tregua (1963) y Los hundidos y los salvados (1986) de la Trilogía de Auschwitz.
 
Si esto es un hombre se abre con estas palabras que apelan al lector acerca de la dignidad humana, pisoteada en los campos de concentración, y le advierten de la necesidad de no olvidar lo que sucedió en ese infierno vivido en la tierra y dar testimonio de ello a las futuras generaciones para no volver a repetir la historia.



Si esto es un hombre

Los que vivís seguros
En vuestras casas caldeadas
Los que os encontráis, al volver por la tarde,
La comida caliente y los rostros amigos:
Considerad si es un hombre
Quien trabaja en el fango
Quien no conoce la paz
Quien lucha por la mitad de un panecillo
Quien muere por un sí o por un no.
Considerad si es una mujer
Quien no tiene cabellos ni nombre
Ni fuerzas para recordarlo
Vacía la mirada y frío el regazo
Como una rana invernal.
Pensad que esto ha sucedido:
Os encomiendo estas palabras.
Grabadlas en vuestros corazones
Al estar en casa, al ir por la calle,
Al acostaros, al levantaros;
Repetídselas a vuestros hijos.
O que vuestra casa se derrumbe,
La enfermedad os imposibilite,
Vuestros descendientes os vuelvan el rostro.

miércoles, 25 de enero de 2017

HUMOR CONTRA LOS ANGLICISMOS

Estamos invadidos por los anglicismos: en los negocios, en el deporte, en las nuevas tecnologías, en la moda,... Es frecuente el empleo de palabras inglesas para referirnos a realidades que tienen su palabra correspondiente en castellano. Como el humor es una forma de resistencia ante muchas cosas, aquí os dejo unas pocas muestras que ponen en evidencia lo ridículo de ese empleo abusivo de anglicismos: unas viñetas de Forges y unos vídeos, el de la campaña contra los anglicismos que hizo la Real Academia de la Lengua el año pasado y los de dos conocidos humoristas, José Mota y Berto Romero.





viernes, 20 de enero de 2017

CERVANTES, CREADOR DE LA NOVELA MODERNA

Grabado de Doré para
 Don Quijote de la Mancha
Todos los estudiosos de la literatura y todos los críticos literarios están de acuerdo en una cosa: a partir del Quijote de Miguel de Cervantes comienza la novela moderna. Todos los planteamientos de la novela contemporánea se hallan de una u otra forma, desarrollados o en embrión, en el Quijote, punto de partida e inspiración de la novela moderna.
Fue Cervantes quien rompió la barrera existente entre «novela» (como relato de sucesos verosímiles) y «romance» (en sentido inglés, como narración en la que priman los elementos fantásticos y fabulosos). Al romper la barrera entre ambos géneros, Cervantes realizó una síntesis de realismo e idealismo narrativos desconocida hasta ese momento y que influyó decisivamente en la forma de narrar desde entonces. Cervantes logró  conjugar las dos tendencias narrativas de la época: la idealista (la de las novelas pastoriles, sentimentales,...) y la realista (la de la picaresca), con lo que aunó en una misma obra vida y sueño, realidad y fantasía, aunque con predominio del realismo que permitía introducir en la novela a las gentes, las costumbres y la verdad histórica. El Quijote será la primera novela realista moderna por el tratamiento  realista del tiempo y el espacio, por la profundidad psicológica con la que son presentados los protagonistas  y por la evolución que experimentan a lo largo de la narración.
Con Cervantes la «novela» se convierte en un género flexible y subjetivo en el que cabe todo y se constituye en punto de encuentro de vida y literatura. En el Quijote, por ejemplo, son numerosas las discusiones sobre literatura y sobre ficción novelesca (con lo que la obra se presenta como «metanovela» ya que el género sirve para explicarse a sí mismo). También se nos presenta como «intertexto», es decir, como un texto que se nutre de de otros textos y se enriquece con sus aportaciones: además de las continuas referencias a los libros de caballerías y a la épica culta, en la novela se intercalan textos de diferentes subgéneros narrativos: sentimental, bizantino, morisco,...
Toda esta complejidad intertextual tiene su fundamento en la concepción cervantina de la novela como «juego» que se muestra en el tratamiento del narrador: el autor según se lee en la novela es el historiador Cide Hamete Benengeli, cuya obra traduce a su vez un morisco toledano en un manuscrito encontrado por el narrador (Cervantes), quien va exponiéndola con constantes comentarios e interpolaciones al lector, quien continuamente duda de la realidad de lo que se le está contando. Este será en adelante el modelo de lector al que buscará la novela más exigente e innovadora.
Es el Quijote, igualmente, una novela fundamentada en la libertad, tanto de los personajes como del narrador y del lector. Los personajes muestran sus diferentes puntos de vista, por lo que discuten las acciones de los otros o desmienten sus intenciones e incluso opinan sobre la marcha misma de la narración. Si a ello sumamos las diferentes voces narrativas comentadas antes (que hacen del Quijote una novela polifónica), la obra es un perfecto ejemplo de perspectivismo en el que la realidad deja de tener una única forma de ser contemplada y pasa a ser una suma de percepciones distintas en las que se implica el autor-narrador, sus personajes y el lector.

La nueva concepción del género novelesco de Cervantes, las aportaciones formales del Quijote (el empleo del contrapunto, del perspectivismo, de la metanovela y de la intertextualidad) y la creación del lector moderno que erige la duda como sistema, se convertirán en fuente inagotable para los novelistas de los siglos venideros.

lunes, 16 de enero de 2017

RAZONES CIENTÍFICAS PARA LEER MÁS DE LO QUE LEEMOS

Biblioteca Pública de Cincinnati, Ohio (Estados Unidos).
Más bibliotecas curiosas en este enlace.


Reproduzco a continuación el artículo de Ignacio Morgado Bernal, catedrático de Psicobiología en el Instituto de Neurociencia de la Universidad Autónoma de Barcelona, aparecido hoy en El País, que recoge algunos argumentos de índole científica para que se fomente la lectura ante los devastadores datos que revelan que en la actualidad casi un 40% de la población española no lee ni un libro al año.
Los argumentos expuestos están en la misma línea que ya hemos visto en otras entradas del blog («Los beneficios de la lectura» o «Literatura, gimnasia para el cerebro»), pero no está de más volver a recordarlos.


El informe La lectura en España 2017, encargado por la Federación de Gremios de Editores (FGEE), alerta de que los españoles no conseguimos aumentar nuestro nivel de lectura, pues estamos estancados en cifras que indican, según el último barómetro del CIS, que cerca de un 40% de los ciudadanos no leyó ni un libro en 2015. Ante esta situación el Gobierno parece tener en ciernes un Plan Nacional de Fomento de la Lectura incluido en el llamado Plan 2020 de acción cultural. Démosle pues al Gobierno y su Ministerio de Cultura argumentos científicos, particularmente desde la neurociencia, para seguir adelante con ese plan y llevarlo a cabo con éxito.


La lectura es uno de los mejores ejercicios posibles para mantener en forma el cerebro y las capacidades mentales. Es así porque la actividad de leer requiere poner en juego un importante número de procesos mentales, entre los que destacan la percepción, la memoria y el razonamiento. Cuando leemos activamos preferentemente el hemisferio izquierdo del cerebro, que es el del lenguaje y el más dotado de capacidades analíticas en la mayoría de las personas, pero son muchas más las áreas cerebrales de ambos hemisferios que se activan e intervienen en el proceso. Decodificar las letras, las palabras y las frases y convertirlas en sonidos mentales requiere activar amplias áreas de la corteza cerebral. Las cortezas occipital y temporal se activan para ver y reconocer el valor semántico de las palabras, es decir, su significado. La corteza frontal motora se activa cuando evocamos mentalmente los sonidos de las palabras que leemos. Los recuerdos que evoca la interpretación de lo leído activan poderosamente el hipocampo y el lóbulo temporal medial. Las narraciones y los contenidos sentimentales del escrito, sean o no de ficción, activan la amígdala y demás áreas emocionales del cerebro. El razonamiento sobre el contenido y la semántica de lo leído activan la corteza prefrontal y la memoria de trabajo, que es la que utilizamos para resolver problemas, planificar el futuro y tomar decisiones. Está comprobado que la activación regular de esa parte del cerebro fomenta no sólo la capacidad de razonar, sino también, en cierta medida, la inteligencia de las personas.
La lectura, en definitiva, inunda de actividad el conjunto del cerebro y refuerza también las habilidades sociales y la empatía, además de reducir el nivel de estrés del lector. En ese sentido debemos resaltar el excelente trabajo de revisión del novelista y psicólogo Keith Oatley, de la Universidad de Toronto, Canadá, recientemente publicado en la revista científica CellPress y titulado Fiction: Simulación of Social Worlds (Ficción: Simulación de mundos sociales), destacando que la literatura de ficción es la simulación de nosotros mismos en interacción. Tras un riguroso y elaborado repaso de datos y consideraciones sobre psicología cognitiva, Oatley concluye que ese tipo de literatura al ser como una exploración de las mentes ajenas hace que quien lee mejore su empatía y su comprensión de los demás, algo de lo que estamos muy necesitados. Esa conclusión es además avalada por neuroimágenes, es decir, por datos científicos que exploran la actividad cerebral relacionada con ese tipo de emociones. La ficción que incluye personajes y situaciones complejas puede tener efectos especialmente beneficiosos. Así y como ejemplo, un trabajo recientemente publicado muestra que la lectura de Harry Potter puede disminuir los prejuicios de los lectores.
Todo ello sin mencionar la satisfacción y el bienestar que proporciona el conocimiento adquirido y cómo ese conocimiento se transforma en memoria cristalizada, que es la que tenemos como resultado de la experiencia. El libro y cualquier lectura comparable son, así, un gimnasio asequible y barato para la mente, el que proporciona la mejor relación costo/beneficio en todas las edades de la vida, por lo que debería incluirse en la educación desde la más temprana infancia y mantenerse durante toda la vida. Cada persona debe elegir el tipo de lectura que más le motiva y conviene. Los niños deben ser estimulados a leer con lecturas adecuadas a su edad y los mayores deben procurarse todo el auxilio que requieran sus facultades visuales para poder seguir leyendo y manteniendo en forma su cerebro cuando envejecen. Un motivo añadido para que los mayores sigan leyendo es la plausible creencia de que no somos verdaderamente viejos hasta que no empezamos a sentir que ya no tenemos nada nuevo que aprender.