miércoles, 20 de mayo de 2015

CHARLA-COLOQUIO CON DAVID LOZANO

Esta mañana todos los alumnos de 3º de ESO del instituto han asistido a la charla-coloquio con el escritor David Lozano, el autor de la novela Donde surgen las sombras, la lectura obligatoria de este tercer trimestre. 
El encuentro con el autor ha sido muy fructífero. Nos ha hablado de cómo planificó y escribió esta novela, galardonada con el Premio Gran Angular de la editorial SM en 2006. También nos ha comentado aspectos interesantes de su trabajo como escritor y de sus proyectos actuales. Igualmente nos ha recordado el valor de la lectura en nuestras vidas y nos ha recomendado algunos de sus autores favoritos del género de terror como Edgar Allan Poe, Howard Phillips Lovecraft o Stephen King.
Los alumnos, por su parte, también han participado de forma activa: cuatro de ellos han presentado al autor, muchos han planteado sus preguntas a David Lozano y al final del acto bastantes se han acercado para la firma de sus ejemplares y para seguir departiendo con él. 
Un encuentro muy satisfactorio del que os dejo unas fotografías para que tengáis un recuerdo más.

martes, 19 de mayo de 2015

SINTAXIS DE LA ORACIÓN SIMPLE: RECURSOS PARA MEJORAR EL ANÁLISIS SINTÁCTICO

En esta entrada os dejo una serie de recursos educativos que os servirán para mejorar el análisis sintáctico. Algunos de ellos ya habían sido publicados en otras entradas del blog pero los recojo ahora todos juntos para encontrarlos más fácilmente.
1) En primer lugar un recordatorio de los pasos que hay que seguir siempre en el análisis sintáctico. A estas alturas ya ha quedado claro que este ejercicio, en el que se segmenta y se clasifica y se identifica, sigue unas pautas lógicas, basadas en la gramática, que debemos respetar siempre.



2) A continuación recojo dos enlaces que muestran análisis sintácticos de oraciones simples ya realizados en otros cursos y que pueden venir muy bien para repasar:
3) En estos enlaces encontraréis páginas donde realizar prácticas de sintaxis:

5) Para terminar dejo una actividad interactiva que nos permite hacer un repaso general sobre las distintas funciones sintácticas y que nos irá marcando cuál es el nivel que hemos alcanzado.

viernes, 15 de mayo de 2015

EL PREDICADO: LOS COMPLEMENTOS DEL VERBO

Os dejo la presentación con la que explico en clase los complementos del verbo para que, además del libro de texto y de la ficha-resumen que di, podáis consultar toda la información necesaria para realizar correctamente las actividades de análisis sintáctico. También hay explicaciones sobre el predicado, los tipos de predicado y la clasificación de las oraciones según la naturaleza del predicado.


miércoles, 6 de mayo de 2015

BORGES, UN AUTOR IMPRESCINDIBLE

Como complemento a la entrada sobre el universo de Borges publicada hace dos años, os dejo la presentación que elaboré para introducir en clase los rasgos temáticos y estilísticos más sobresalientes de la obra de Jorge Luis  Borges y que incluye también una pequeña selección de textos breves. A continuación os presento otro relato corto del autor, Episodio del enemigo, muy representativo de su mundo literario. Estas lecturas y la antología que preparé de sus cuentos pueden ser un buen aperitivo para adentrarse en el fantástico mundo literario de Borges, un autor imprescindible de nuestra literatura.


EPISODIO DEL ENEMIGO

Tantos años huyendo y esperando y ahora el enemigo estaba en mi casa. Desde la ventana lo vi subir penosamente por el áspero camino del cerro. Se ayudaba con un bastón, con un torpe bastón que en sus viejas manos no podía ser un arma sino un báculo. Me costó percibir lo que esperaba: el débil golpe contra la puerta. Miré, no sin nostalgia, mis manuscritos, el borrador a medio concluir y el tratado de Artemidoro sobre los sueños, libro un tanto anómalo ahí, ya que no sé griego. Otro día perdido, pensé. Tuve que forcejear con la llave. Temí que el hombre se desplomara, pero dio unos pasos inciertos, soltó el bastón, que no volví a ver, y cayó en mi cama, rendido. Mi ansiedad lo había imaginado muchas veces, pero sólo entonces noté que se parecía, de un modo casi fraternal, al último retrato de Lincoln. Serían las cuatro de la tarde.
Me incliné sobre él para que me oyera.
-Uno cree que los años pasan para uno -le dije-, pero pasan también para los demás. Aquí nos encontramos al fin y lo que antes ocurrió no tiene sentido.
Mientras yo hablaba, se había desabrochado el sobretodo. La mano derecha estaba en el bolsillo del saco. Algo me señalaba y yo sentí que era un revólver.
Entonces me dijo con voz firme:
-Para entrar en su casa, he recurrido a la compasión. Lo tengo ahora a mi merced y no soy misericordioso.
Ensayé unas palabras. No soy un hombre fuerte y sólo las palabras podían salvarme. Atiné a decir:
-En verdad que hace tiempo maltraté a un niño, pero usted ya no es ese niño ni yo aquel insensato. Además, la venganza no es menos vanidosa y ridícula que el perdón.
-Precisamente porque ya no soy aquel niño -me replicó- tengo que matarlo. No se trata de una venganza, sino de un acto de justicia. Sus argumentos, Borges, son meras estratagemas de su terror para que no lo mate. Usted ya no puede hacer nada.
-Puedo hacer una cosa -le contesté.
-¿Cuál? -me preguntó.
-Despertarme.
Y así lo hice.

lunes, 4 de mayo de 2015

LA INSPIRACIÓN DE GARCILASO DE LA VEGA

Os dejo en esta pequeña publicación algunos de los textos que elaborasteis para el Cuaderno de escritura a propuesta de Sabina Azara Fustero, la alumna del Máster que estuvo con nosotros en el mes de abril. 
Había que elegir un verso, un par de versos o una expresión (como mínimo, tres palabras) de los poemas de Garcilaso de la Vega y a partir de esas palabras (que podían funcionar como título, como lema o simplemente como punto de partida para que actuara la imaginación) escribir un texto en prosa o en verso, narrativo o lírico, serio o humorístico, lógico o disparatado, alegre o triste.
Espero que os gusten los textos seleccionados: demuestran que las voces de los clásicos como Garcilaso de la Vega siguen estando vivas. En el apartado de comentarios  podéis dejar vuestras opiniones.

martes, 28 de abril de 2015

LECTURA POÉTICA DE «NOCHE OSCURA» DE JUAN DE LA CRUZ

Leamos el poema Noche oscura de Juan de la Cruz sin necesidad de saber antes nada más de él:
Y escuchemos la sugerente versión musical que de este poema hizo el cantautor Amancio Prada.

Estamos, sin duda, ante un poema amoroso, ante un poema erótico. Sin tener en cuenta ninguna otra consideración, haciendo un lectura exclusivamente «poética» o «exenta», como propuso Jorge Guillén y han seguido otros autores, el poema no significa «más que amor, embriaguez de amor». En la noche sale la amante, disfrazada, a oscuras, sin otra luz que la que arde en su corazón; en la noche sube adonde le espera quien ella bien se sabe y en la noche se juntan el amado y la amada. Todo acontece de noche: la noche envuelve el poema y nos envuelve a nosotros, y esa palabra, «noche», alcanza un grado de sugerencia y de misterio que hace que se convierta en lo que llamamos símbolo, una imagen de la experiencia misma, surgida inmediatamente de la realidad profunda de lo vivido. La noche es el símbolo de la experiencia poética de todo el poema. En esta composición se da, como apuntó José Luis Aranguren, «perfecta adecuación entre el mensaje del poema y su símbolo, lo comunicado y la comunicación», una perfecta correspondencia entre el contenido y la forma.
Así, sin necesidad de conocer la biografía del autor y su experiencia mística y sin necesidad de conocer las explicaciones doctrinales que compuso para este poema (y para el Cántico espiritual y para Llama de amor viva también) y que aclaran el significado alegórico del contenido, también podemos disfrutar de uno de los grandes ejemplos de poesía amorosa y erótica jamás escritos. O como dice Jorge Guillén: «la lectura poética en esta ocasión -ejemplar- no tiene nada que abstraer de los poemas, que lo son, y admirables, sin contener ni biografía ni alegoría».
Y la misma lectura poética se puede hacer de sus otros dos grandes poemas, Cántico espiritual y Llama de amor viva.
Como colofón a esta lectura de Noche oscura, os dejo la versión que hicieron las alumnas de 1º de Bachillerato del IES Bolavar de Castellón de la Plana en forma de videopoema, en uno de los interesantes trabajos creativos realizados con el profesor Toni Solano.


martes, 21 de abril de 2015

LA POESÍA DE FRAY LUIS DE LEÓN

Fray Luis de León
¡Qué descansada vida
la del que huye el mundanal rüido
y sigue la escondida
senda, por donde han ido
los pocos sabios que en el mundo han sido!



Fray Luis de León preparó una edición de sus poesías pero no las vio publicadas en vida.  Fue Francisco de Quevedo quien en 1637 las editó por primera vez, si bien eran muy conocidas porque circulaban manuscritas. Fray Luis dividió su obra en poesía original, traducciones de clásicos y traducciones bíblicas. Tradujo en verso diferentes pasajes de la Biblia, además del Cantar de los Cantares que le ocasionó la persecución inquisitorial y la cárcel. Igualmente tradujo obras de los grandes poetas griegos y latinos, Horacio y Virgilio entre ellos. En sus traducciones destaca la fidelidad al texto original.
La poesía original de fray Luis de León es bastante breve: menos de cuarenta poemas. La mayoría pertenece al género clásico de la oda, composición de número indeterminado de versos, estrofas cortas y temas variados, aunque siempre serios y graves. Sus poesías suelen agruparse en tres períodos:
  • Las poesías escritas antes de la prisión (1572), entre las que se encuentra la Oda a la vida retirada, influida por el tópico clásico del «beatus ille». Son poesías morales dentro de la tradición cláica: deseo de soledad, desprecio de los valores mundanos,...
    Poema de fray Luis, escrito en la cárcel, que
    sintetiza sus temas predilectos
  • Las poesías escritas en la cárcel (1572-1577), como Noche serena, poema en el que invita al lector a contemplar la belleza de la naturaleza y la perfección del universo para que despierte el alma. En estos poemas además de las quejas por las injusticias cometidas contra él, aborda temas religiosos.
  • Las poesías escritas tras salir de prisión (después de 1577), como la Oda a Francisco Salinas, un músico ciego, amigo suyo, cuya música lo transportaba espiritualmente. En estos poemas anhela la armonía y la infinitud y expresa nostalgia por el paraíso evocado.
En toda su poesía destacan unos cuantos temas, de influencia clásica y cristiana: la naturaleza, la añoranza del campo y de la vida de aldea, su predilección por la noche y por la música, su ansia de perfección y su deseo de unión con Dios. El estilo de sus poesías, compuestas en liras en muchas ocasiones,  se caracteriza por la elegancia y la sobriedad.

viernes, 17 de abril de 2015

LA DENUNCIA SOCIAL EN «LOS SANTOS INOCENTES»

Para ampliar el tema de la denuncia social en Los santos inocentes de Miguel Delibes os dejo estos apuntes entresacados del libro Claves de «Los santos inocentes» de Domingo Gutiérrez, un estudio muy completo sobre la obra que nos ocupa y que en muchos trabajos y en muchas páginas de internet se fusila sin tan siquiera aludir a la fuente o al autor. De justicia es reconocer la autoría de su trabajo. Para tener completos estos apuntes hay que seguir leyendo en «más información» (al final de la entrada).



LA INJUSTICIA SOCIAL, TEMA PRINCIPAL
En Los santos inocentes, Miguel Delibes plantea una acendrada situación de injusticia social, injusticia que se hace más flagrante por la sumisión con que es aceptada. La rebelión final de uno de los sometidos vendrá a constituir una reacción lógica a una tan injusta situación.
Los elementos que configuran la injusticia van acumulándose a lo largo de la novela; la distancia entre amos y siervos se hace cada vez mayor. La injusticia no sólo se percibe en los signos externos que reflejan el modo de vida de unos y otros (casa, vestido, ocupaciones,…). Va unida, en primer lugar, al desprecio por los semejantes:
    • Al señorito de La Jara, donde sirve Azarías, no le importa cuándo este entra o sale del cortijo; el señorito no sufre cuando muere la milana (el gran Duque) y terminará expulsándole por hacer las mismas cosa que había hecho siempre.
        • Cuando Paco, el Bajo, intenta que rectifique la orden de expulsión, el señorito le espeta: «todo lo que quieras, tú, menos levantarme la voz, sólo faltaría».
          • Desprecio enorme revelan las palabras con las que el señorito Iván se refiere a sus competidores y sirvientes: «para el señorito Iván, todo el que agarraba una escopeta era un maricón».
            La injusticia se percibe en los abusos que cometen los amos:
            • Las ilusiones que Paco tenía depositadas en la Nieves se esfuman cuando es obligada a servir en casa de don Pedro.
            • Paco debe ir, aun impedido, a una batida en la que recae por querer hacerlo bien.
            No es fácil acabar con esta injusticia, a juzgar por las palabras de los señoritos e invitados, que reflejan una ideología extremadamente inmovilista. En estas palabras se resume el bagaje ideológico de los amos: «el que más y el que menos todos tenemos que acatar una jerarquía, unos debajo y otros arriba, es ley de vida, ¿no?».
            El fin de la injusticia se ve más lejano cuando se comprueba la sumisión con la que la aceptan los inocentes.
            • Azarías sustrae los tapones de las válvulas de los invitados del cortijo por si algún día las necesitan sus señoritos. 
            • Paco acepta resignadamente todas sus tribulaciones: la Niña Chica, que le anula sexualmente, la imposibilidad de que su hija se eduque, la molesta presencia del Azarías en su casa, el raquítico pago que le da el señorito tras cada cacería, la ayuda paternalista de la señora, la exhibición del episodio de la firma. Los accidentes de Paco son muestra extrema de sumisión. 
            • Paco trata, incluso, de ocultar los amores del señorito con doña Pura. 
            • También la Régula está dispuesta a cumplir todo lo que le manden: abrir el portón, limpiar la entrada al cortijo,…
            Sólo el Quirce manifiesta un principio de rebeldía: su silencio, su displicencia enfadan al señorito.
            La sumisión de los humildes parece favorecida por la estructura del latifundio, poco permeable a las influencias exteriores, y por la ignorancia en que, conscientemente, se mantiene a los humildes.
            Ante la perpetuación de la injusticia, la rebelión trágica se abre paso como reacción inevitable. Pero no se trata de una rebelión «política», sino de una venganza individual. Un retrasado mental comete un crimen, por algo que a él le han hecho y que le afecta a él sólo. El Azarías llega al crimen porque una pasión (la cinegética) ha chocado contra otra pasión (su amor por la milana). Pero al lector este crimen se le aparece, como dice Pilar Palomo, como un acto de «justicia natural» que posee dos características: estar exento de culpabilidad -porque lo comete un retrasado mental- y constituir un resarcimiento de todos los humildes por las injusticias y oprobios sufridos.

            jueves, 16 de abril de 2015

            LA MODERNIDAD DE GARCILASO DE LA VEGA

            Garcilaso de la Vega
            (posible retrato del poeta)

              Si Garcilaso volviera,
            yo sería su escudero;
            que buen caballero era.
              Mi traje de marinero
            se trocaría en guerrera
            ante el brillar de su acero;
            que buen caballero era.
              ¡Qué dulce oírle, guerrero,
            al borde de su estribera!
            En la mano, mi sombrero;
            que buen caballero era.

            Rafael Alberti (1934)



            Garcilaso de la Vega es uno de los poetas principales de nuestra literatura porque inaugura una nueva forma de escribir poesía. Sus composiciones han sido alabadas en todas las épocas y por autores muy dispares. Además del elogioso poema que le dedicó Rafael Alberti, el poeta de la Generación del 27, me gustaría recordar ahora la valoración que hace de Garcilaso otro de los poetas del 27, Dámaso Alonso. En este fragmento de «El destino de Garcilaso» (en Cuatro poetas españoles), nos hace ver que el empleo del endecasílabo por parte de Garcilaso de la Vega dio a la poesía española una nueva música y una nueva sensibilidad, algo que lo convierte en el primero de nuestros poetas modernos.
            «Garcilaso encontró en la nueva técnica que le venía de Italia, en el endecasílabo, el instrumento, el molde formal que la poesía española había estado buscando inútilmente durante la Edad Media. Y por eso logra, por primera vez, someter la palabra castellana a la dulce violencia de la más exacta belleza formal. Pero hay algo en el verso de Garcilaso que excede toda la belleza renacentista. Hay algo que es espíritu y que tiembla, que es dolor y nos arrasa todavía hoy los ojos, que es emoción, que es alma, en una palabra, que es lo que hoy todavía llamamos poesía. Y así no solamente creó el modelo de la expresión formal del castellano para los siglos venideros, y en este sentido es el primer poeta de los modernos moldes de la lírica, sino mucho más moderno aún, infundió en su verso un hálito de emoción, un alma. Y en este otro sentido inaugura la nueva sensibilidad en la poesía española y europea».

            Como ejemplo de todo esto, además de los leídos y comentados en clase, os dejo estos dos sonetos amorosos inspirados en Isabel Freire. En el soneto V el poeta declara su amor a la dama que le ha dado la vida y que también le procura la muerte. En el soneto X expresa el dolor por la pérdida de su amada.

            V
            Escrito está en mi alma vuestro gesto
            y cuanto yo escribir de vos deseo;
            vos sola lo escribisteis, yo lo leo
            tan solo, que aun de vos me guardo en esto.

            En esto estoy y estaré siempre puesto;
            que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,
            de tanto bien lo que no entiendo creo,
            tomando ya la fe por presupuesto.

            Yo no nací sino para quereros;
            mi alma os ha cortado a su medida;
            por hábito del alma misma os quiero;

            cuanto tengo confieso yo deberos;
            por vos nací, por vos tengo la vida,
            por vos he de morir y por vos muero.


            X
            ¡Oh dulces prendas por mí mal halladas,
            dulces y alegres cuando Dios quería!
            Juntas estáis en la memoria mía,
            y con ella en mi muerte conjuradas.


            ¿Quién me dijera, cuando las pasadas
            horas en tanto bien por vos me vía,
            que me habíais de ser en algún día
            con tan grave dolor representadas?


            Pues en un hora junto me llevastes
            todo el bien que por término me distes,
            llevadme junto al mal que me dejastes.


            Si no, sospecharé que me pusistes
            en tantos bienes, porque deseastes
            verme morir entre memorias tristes.

            miércoles, 15 de abril de 2015

            LA LÍRICA DEL RENACIMIENTO



            El retorno a los clásicos griegos y latinos y la valoración del hombre y de la vida de manera distinta a la Edad Media son las grandes aportaciones de la estética y la mentalidad renacentistas. Estos ideales se van a apreciar de manera muy clara en la lírica. Durante el siglo XVI asistimos a una gran renovación -métrica, genérica, temática y estilística- de la lírica, muy influida por las aportaciones del poeta italiano Francesco Petrarca (1304-1374). 
            • Renovación métrica. Juan Boscán y Garcilaso de la Vega introducen en nuestra lengua el endecasílabo para sustituir al octosílabo y al verso de arte mayor castellano. El endecasílabo proporciona un ritmo más adecuado para la expresión del propio yo en detenidos análisis y para la expresión de la naturaleza. Aclimataron al castellano estrofas y poemas en endecasílabos o en combinaciones de endecasílabos y heptasílabos: el soneto, la canción (ambos cultivados ya por Petrarca), los tercetos encadenados, la octava real y la lira.
            • Renovación genérica. En el siglo XVI vuelven a cultivarse los géneros de raigambre grecolatina: elegías, églogas, odas y epístolas.
            • Renovación temática. El amor, el sentimiento de la naturaleza y los mitos grecolatinos son los grandes temas de los poetas renacentistas, además de la poesía moral y de la mística. La expresión sincera de los sentimientos debe mucho al petrarquismo cuya ideología amorosa era de corte platónico (el poeta ama inevitablemente y sin correspondencia a la amada, lo que le provoca sentimientos de tristeza, melancolía, duda, esperanza,…, que sirven para purificarle espiritualmente). El anhelo insatisfecho, la enajenación del amante, el conflicto entre la razón y los sentidos o el ideal de belleza son algunos de los temas más tratados. Recuperan estos poetas «tópicos» clásicos como el «carpe diem» de Horacio y el «collige, virgo, rosas» de Ausonio, ambos de contenido vitalista, acordes con la nueva sensibilidad renacentista. El marco idóneo para esas incidencias amorosas es la Naturaleza, que aparece idealizada y es símbolo de armonía y perfección. Sobre esta Naturaleza vuelca sus sentimientos el poeta. Los poetas renacentistas recordarán en sus composiciones los mitos grecolatinos, recogidos entre otros por el poeta latino Ovidio, para expresar mejor el sentimiento amoroso.
            • Renovación estilística. La lengua poética del Renacimiento busca la belleza formal, la elegancia y la naturalidad, y huye de la afectación. Los modelos que siguen son los poetas clásicos y Petrarca. Para lograr esos propósitos someten a la lengua al ideal de selección estilística. Los recursos que serán más utilizados, por tanto, son:
            1. las metáforas sobre el daño de amor (prisión, herida,…);
            2. las definiciones por contrarios o mediante paradojas (los efectos del amor son descritos como fuego/ hielo, gozo/ sufrimiento,…); 
            3. los epítetos son muy empleados en la descripción de la Naturaleza; 
            4. las alusiones eruditas y mitológicas son muy frecuentes.