viernes, 8 de junio de 2018

METÁFORAS TEXTILES

Penélope teje y desteje
mientras aguarda a Ulises
La palabra texto procede del latín textus que significa «tejido». La interpretación etimológica nos recuerda que se trata de un concepto en el que se destaca el aspecto complejo y constructivo, elaborado y ordenado, de un objeto. Un tejido es el resultado de la acción de urdir o entrelazar un hilo de lana u otra fibra para construir una estructura estable y sólida. De manera parecida urdir o entrelazar sonidos nos ayuda a formar palabras y urdir o entrelazar palabras en conjuntos coherentes contribuye a formar textos.
Tejidos y textos han generado en nuestra lengua una gran cantidad de palabras válidas tanto en un campo como en otro y nos han quedado como «metáforas textiles» en el estudio de la literatura. Sin ir más lejos, en una clase de esta semana hablamos de «hilvanar ideas» y «retomar el hilo del argumento». En el siguiente cuadro encontraréis las acepciones de unas cuantas palabras empleadas tanto en el mundo textil como en el mundo textual.

Conjunto de hilos que, cruzados y enlazados con los de la urdimbre, forman una tela.
TRAMA
Disposición interna, contextura, ligazón entre las partes de un asunto u otra cosa, y en especial el enredo de una obra dramática o novelesca.
Hebra larga y delgada de una materia textil, especialmente la que se usa para coser.
HILO
Curso o evolución de una cosa, especialmente del discurso o del pensamiento.
Unir con hilvanes lo que se ha de coser después.
HILVANAR
Dicho de una persona que habla o escribe: enlazar o coordinar ideas, frases o palabras.
Complicación y maraña que resulta de trabarse entre sí desordenadamente los hilos u otras cosas flexibles.
ENREDO
En las obras narrativas y dramáticas, conjunto de los sucesos, enlazados unos con otros, que forman el nudo o conflicto central y preceden al desenlace.
Porción de hilo, estambre, seda u otra materia hilada, que para coser algo suele meterse por el ojo de una aguja.
HEBRA
Hilo del discurso.
Lazo que se estrecha y cierra de modo que con dificultad se pueda soltar por sí solo, y que cuanto más se tira de cualquiera de los dos cabos, más se aprieta.
NUDO
En diversos géneros literarios, núcleo de la acción o de la tensión dramática que precede al desenlace.
Desatar los lazos, desasir y soltar lo que está atado con ellos.
DESENLAZAR
Resolver la trama de una obra dramática, narrativa o cinematográfica, hasta llegar a su final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario